21 mar. 2012

Yu Jin-Young

Cuando en una conversación escolar una de mis alumnas me dijo su nombre pensé que era otra escultora más de rasgos asiáticos que pasaría desapercibida. Pero cuando vi por primera vez sus fantasmagóricas pero delicadas obras escultóricas supe que nunca más me olvidaría de ella.

Yu Jin Young es una artista coreana que está desarrollando una obra atrapante. Representa personas transparentes con zonas de un pulcro y depurado policromado simulando rostros inexpresivos, pero que de una u otra manera, con algún detalle, parecen tener algo escondido.

Su obra tiene que ver con la gente que, en lugar de llevarse bien con otros, optan por mantener una distancia de ellos, y ser invisible o quedarse aislados. En lugar de tratar de encajar en el mundo, mantienen una postura introspectiva rechazando las intrusiones de otras personas.





Su trabajo en PVC parece de un acabado perfecto, aunque ella expresa que sus primeros trabajos no son perfectos, los cuerpos tenían claras las arrugas en las costuras y el acabado de las máscaras eran imperfectos. Solo después de haber trabajado en este tipo de arte durante años, pudo desarrollar técnicas y procesos que hacen que el trabajo sea más eficiente. Fue a la universidad y también la escuela de posgrado, pero asegura que nunca me enseñaron a hacer las obras que está haciendo ahora, el método PVC cuerpo es un proceso que ha creado por su cuenta. Cuenta que la mayoría de sus primeros trabajos fueron todos experimentos, y que tuvo que observar las cualidades de conservación y la seguridad de las obras durante unos 3-4 años antes de poder venderlos.
Pero antes de abordar al material definitivo, tuvo que investigar el material perfecto durante un largo tiempo porque su interés se centraba en una transparencia completa.

Tras muchas pruebas y errores llegó a desarrollarse y experimentarse en este material. El proceso de su trabajo parece simple para cualquier escultor, pero les aseguro que el resultado manifiesta una destreza y un conocimiento técnico único. Empieza con un modelado de arcilla a tamaño real al que le crea un molde de yeso. Después de hacer el molde, y sobre este coloca láminas de PVC a las que le aplica calor presión hasta que el material se adapte totalmente a la forma del negativo.